Categorías
Huertoteca

Las coliflores y sus semillas


Este año uno de los cultivos estrella en muchos de los huertos de la red han sido las coliflores, aunque también los brócolis. ¡Enhorabuena!


En ese momento, tal y como están en la foto que nos han mandado desde la EEI Sanserito, es el momento de cosechar. Aunque nos parezca que nos han quedado un poco “pequeños” respecto a lo que estamos acostumbrados a ver en el supermercado.
No van a seguir aumentando de tamaño, y corremos el riesgo de “perder” la cosecha porque empiezan a desarrollar su flor.

Os contamos algunas cosas sobre las coliflores y los brócolis:

  • Los brócolis y coliflores pertenecen a la misma familia que los rabanitos, los repollos o lombardas: las brasicáceas o crucíferas 
  • Lo que nos comemos en el caso de brócolis y coliflores son en realidad las cabezas florales, donde se desarrollarán las flores.
  • Las flores son pequeñas y tienen 4 pétalos, que forman una especia de cruz (por eso el nombre de crucíferas).
  • Cuando suben las temperaturas en primavera (si las hemos plantado durante el otoño-invierno) desarrollan sus flores.
  • Tras las flores y la polinización, se formarán los frutos, que son unas pequeñas vainas en las que se encuentran las semillas.
  • Para guardar las semillas, hay que dejar que las vainas comiencen a secarse en la propia planta, adquiriendo un tono marron. Una vez empiecen a adquirir un tono marrón, se corta la planta y se pone en algún lugar fresco y seco dada la vuelta para que terminen de madurar.
  • Abrir las cápsulas para guardar las semillas es una bonita actividad que hacer con el alumnado.

Categorías
Documentos para el huerto

Cultivos de otoño- invierno


¡Bienvenido otoño!

¡No solo de verano vive el huerto!


El comienzo del huerto escolar coincide con el otoño, y normalmente creemos que existen menos posibilidades para aprender del mismo… Sin embargo, existen muchos cultivos que podemos tener en nuestro huerto tras el verano. Por ello, es importante conocer las características de los cultivos de otoño- invierno, y así poder realizar una buena rotación de cultivos en los bancales. De esta forma, podremos mantener las buenas condiciones del suelo y el ecosistema.


De hecho, en otoño- invierno, tenemos la oportunidad de conocer mejor la increíble variedad de verduras y vegetales que existen, mas allá del pisto. ¡Aprovechemos para hablar de la alimentación saludable!



Las necesidades de luz, agua o nutrientes de las coles, las habas o los ajos, no van a ser las mismas que las de los tomates, calabacines o pimientos. Y esto debemos tenerlo en cuenta en las planificaciones de cultivos.


En este cuadro hacemos un resumen de los principales cultivos de otoño-invierno.